Silvestre y Juan Mario, la pareja del momento ¿Y dónde está el éxito?

El CantineroYa empezó a rodar por las principales estaciones radiales y almacenes de música del País, EL CANTINERO, la nueva producción de la considerada “Pareja del momento” Silvestre Dangond y Juan Mario de la Espriella, el disco compacto más esperado según sus seguidores y algunos programadores de música vallenata, aunque el vallenato no sea la música del momento.

El boom publicitario no podrá ser inferior a los anteriores trabajos discográficos de esta excelente pareja vallenata, que se ha sabido meter en el corazón de la nueva generación degustadora del folclor del Valle del Cacique Upar, resumidamente Valledupar.Vallenatos

No pasarán tres días cuando su casa disquera comience la pauta especulativa del famoso “Disco de Platino” por las excelentes ventas alcanzadas, 25 mil en total, “algo sin precedentes en la historia discográfica de Colombia”, estrategia ya requemada para incentivar a la compra del disco, así no le hayan cogido el ritmo, pero de eso es que se trata el marketing.

Tengo que reconocer que el trabajo es bueno dentro de lo que corresponde al estilo vallenato que impregnan Silvestre y Juancho en su fanaticada; pero como eso que el folclor ha perdido y trata de recuperar, se encuentra muy lejos, y ahí tenemos que volver a decir que es un trabajo más de los tantos que salen todos los días, pero con la diferencia, que Silvestre y Juancho tienen todos los incentivos disponibles a su favor para que sus discos, comiencen a ser programados en todas las estaciones radiales y canales de televisión colombiana, así no llenen los requisitos necesarios que debe contener una buena producción musical.

Dos meses después de tanta sonadera impuesta en los medios aparece el resultado de siempre, sus discos sonaron y sonaron en las emisoras y al final surge la pregunta, ¿Y dónde está el éxito de esa producción?, porque pasa al olvido rápidamente como han pasado todas sus canciones, cuyo clásico solo quedan en la memoria de sus seguidores, porque la Colombia vallenata muchas veces ni se entera del contenido musical de esos álbumes musicales.

El vallenato se está reduciendo al grupo de seguidores de determinado artista, seguidores que defienden al artista pero jamás al folclor, ellos premian con aplausos las payasadas de cualquier artista en nombre del folclor vallenato.Vallenato Nueva Ola

Cada día que pasa, la música vallenata ve cediendo espacios en su propio territorio. De ahí que cualquier artista extranjero cobra cientos de millones de pesos como ocurrió este año con Marc Anthony en Valledupar, para poder garantizar un verdadero show a la altura del Festival de Acordeones más importante del mundo.

El pretexto usado es que se debe brindar un gran espectáculo; pero la realidad es que el vallenato no tiene la música nueva ni nuevas generaciones a la altura de un gran espectáculo de esa índole.

Al mundo se le vende la falsa idea que Colombia es vallenata 100%, y la realidad, es que el vallenato aquí no copa ni siquiera el 30% y eso que es nativo de estas tierras.

Ese vallenato que reunía miles y miles de seguidores, ese vallenato que se escuchaba las 24 horas en muchas ciudades de Colombia, ese vallenato que hicieron Poncho y Emiliano, el que otrora hizo Diomedes Díaz, Beto Zabaleta, Oñate, Alfredo Gutiérrez, Rafael Orozco, Silvio Brito, pasó a la historia y al paso que va, será próximamente un símbolo nacional como lo que representa la cumbia, ritmo grande de nuestro folclor y que fue comercialmente desterrado a las mazmorras culturales de Colombia.

Mientras los medios de comunicación se encuentren monopolizados por las mafias musicales que dominan el folclor más representativo del país, el destino será desaparecer. Su destino serán los conciertos gratis para las emisoras que lo programan.

En pocas palabras, eso que se está grabando como nueva ola, o nueva generación vallenata no se está vendiendo y no es culpa de la piratería, pues a la piratería se combate con buenos productos, con buenas producciones que den ganas de invertir para coleccionar, y no podemos conformarnos porque el artista de nuestra preferencia vende 30 mil copias en Colombia, y menos si tenemos en cuenta que este país tiene más de 30 millones de colombianos potenciales para adquirir música, y menos si consideramos que este es el folclor que nació en nuestra tierra, y que debe significar lo que la salsa significa para Puerto Rico, la ranchera para México y el tango para los argentinos.

Nelson Armesto Echavez

3 responses to this post.

  1. Posted by Ivan Matos on junio 7, 2010 at 8:25 p06

    De acuerdo..

  2. Posted by Itsvana on junio 8, 2010 at 8:25 p06

    Es mejor piter toda una vida

  3. […] por Táchira Venezuela Katherine Lizeth Amaris KT, la nueva revelación del canto vallenato Silvestre y Juan Mario, la pareja del momento ¿Y dónde está el éxito Marito Coria, de Argentina, confirma su participación en el Mundial de Acordeones José […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: